MÉTODOS INDIRECTOS PARA EL ESTUDIO DE LA TIERRA

• Los métodos indirectos permiten, a través del estudio e interpretación de datos,

deducir cómo es el interior de la Tierra, (su estructura y las propiedades de sus

componentes) al cual no podemos acceder directamente.

• A partir del estudio de algunas propiedades (densidad, magnetismo, gravedad,

ondas sísmicas) e incluso el análisis de meteoritos, podemos deducir la

composición interna y características del interior terrestre.

• Los meteoritos nos informan acerca de los materiales primigenios del sistema solar,

semejantes a los que se generaron en la Tierra.

• Uno de los principales métodos de estudio indirecto del interior de la Tierra es

el método sísmico, basado en el análisis de ondas sísmicas producidas en los

terremotos o en explosiones controladas. Las ondas sísmicas (vibraciones

producidas por un terremoto) se generan en el hipocentro y viajan a través del

interior terrestre. El estudio de la velocidad de las ondas y de sus trayectorias ha

permitido conocer el interior terrestre (composición, estado físico y estructura), ya

que el comportamiento de las ondas cambia en función de las propiedades y

naturaleza de las rocas que atraviesan.

Las ondas sísmicas son similares a las ondas sonoras y, según sus características de

propagación, las clasificamos en:

Ondas "P" o primarias: llamadas así por ser las más rápidas (entre 8 y 14 km/s) y, por

tanto, las primeras que se registran en los sismógrafos. Son ondas de tipo longitudinal,

es decir, las partículas rocosas vibran en la dirección de avance de la onda. Se producen

a partir del hipocentro y se propagan por medios sólidos y líquidos en las tres direcciones

del espacio.

Ondas "S" o secundarias: algo más lentas (entre 4 y 7 Km/s). Son ondas de

tipo transversal, es decir, la vibración de las partículas es perpendicular al avance de la

onda. También se producen a partir del hipocentro y se propagan en forma

tridimensional, pero únicamente a través de medios sólidos.

Ondas "L" (Love, su descubridor): se propagan sólo por la superficie, por lo que también

se les llama ondas superficiales. Se propagan a partir del epicentro. Éstas son las

verdaderas causantes de los terremotos.


El estudio de las ondas sísmicas ha sido fundamental en el estudio del interior de la tierra:

Al cambiar de medio de propagación, como todas las ondas que viajan por el interior

terrestre (P y S), se refractan y cambian su trayectoria y su velocidad, lo que nos permite

observar cambios de material en el interior de la Tierra. Esa zona de cambio entre

materiales se denomina discontinuidad. De este modo se ha podido deducir que el

interior de la Tierra es heterogéneo y está estructurado en zonas concéntricas de

propiedades diferentes.

Estas refracciones generan "zonas de sombra" a las que no llegan estas ondas, que

permiten saber a qué profundidad se produce el cambio de material.

A los cambios de material deducidos de los cambios bruscos en el comportamiento de las

ondas P y S en el interior de la Tierra se les denomina discontinuidades.







2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Pero antes de proseguir la historia de la Hispania romana hemos de registrar un hecho capital que tiene lugar en la época del Alto Imperio romano y que afec￾tará de manera sustancial a la historia de